Venus acaba con el sueño de su hermana Serena en Indian Wells

La tenista estadounidense Venus Williams no tuvo piedad de su hermana Serena y la derrotó en dos sets este lunes en tercera ronda de Indian Wells.

Venus, de 37 años, venció a su hermana, de 36, por 6-3 y 6-4 y se medirá en octavos a la letona Anastasija Sevastova.

La menor, que mostró destellos de la calidad que sigue atesorando tras ser madre en septiembre, se vio superada por el mayor ritmo de su hermana, con más confianza y en mejor forma física que ella.

"He fallado golpes que nunca fallo (...) Creo que aún no puedo replicar las situaciones (de los encuentros). Es una cuestión de partidos", dijo la derrotada en conferencia de prensa tras la contienda.

"No he jugado en casi un año. (Esta derrota) no es menos decepcionante que otras veces que he perdido pero si lo fuera no sería quien soy. Aún tengo un largo camino por delante", añadió.

Las hermanas quisieron mostrar su unidad incluso desde antes del partido. No en vano, las cámaras las descubrieron y siguieron desde antes de su llegada al Estadio 1, en un carrito de golf. Juntas. Casi como si fueran a entrenar un día cualquiera.

Primero fue presentada Serena. El público la recibió con una atronadora ovación. Segundos después hizo su entrada Venus, con la misma cálida acogida que había tenido su hermana.

Se notaba que era un partido importante, que era un acontecimiento histórico en la temporada tenística de 2018.

Y eso que ninguna disfruta especialmente jugando contra la otra.

"Realmente aborrezco cada vez que jugamos pero disfruto la batalla cuando estoy afuera. Después es cuando simplemente no me gusta tanto", había llegado a decir la menor de las Williams.

Sobre la pista, 30 títulos de Grand Slam: 23 de Serena y siete de Venus, en el partido con más "grandes" desde que en 1999 se enfrentaron en semifinales de Roland Garros Steffi Graff (21) y Monica Seles (9).

También, el choque "más rico" de la historia: los 85 millones de dólares en premios de Serena contra los 40 millones de su hermana, las dos con más beneficios en la historia de la WTA.

- Demasiada Venus para Serena -

El partido dio comienzo y el tiempo se paró. Habían pasado 20 años desde su primer choque, en segunda ronda del Abierto de Australia en 1998.

Daba igual que el balance fuera de 17-11 para Serena. Era un partido nuevo, el primero de gran exigencia para ella tras jugar en primera ronda ante la kazaja Zarina Diyas y en segunda frente a la holandesa Kiki Bertens.

Ni su récord de 25-2 en el torneo importaba. Venus lo dejó claro desde la primera pelota, desde el primer juego, que ganó sin demasiadas dificultades: 1-0.

Serena se lo devolvió con un "ace" en su primer servicio. 1-1 y así hasta que la mayor le rompió el saque en el sexto. 4-2 y una renta que ya no soltó.

Serena parecía perdida en ese momento, lamentando cada error no forzado, estrellando la pelota en la red en una posición presumiblemente ventajosa. Trataba de atacar pero estaba imprecisa, desconcentrada.

El segundo set siguió la misma línea... pero acentuada. Venus rompió los dos primeros saques de Serena y el público temió que se acabara la fiesta.

Pero la tenista más condecorada de la historia lo es por algo. Su físico no siempre le acompaña, por ahora, pero su mentalidad es la de siempre.

Tras el 3-0 inicial, Serena se recompuso, selló el "break" y ganó su propio servicio para acercarse 3-2. "¿Hay partido?", se preguntaban los aficionados.

Venus silenció entonces el runrún poniendo el 5-2 y, aunque se llegó al 5-4 para delirio del público, el choque ya estaba decidido.

Serena dijo adiós antes de tiempo pero en Indian Wells confirmó que está definitivamente de vuelta.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Hoy en PANTALLA

00:00

Oración fuerte al Espíritu Santo

01:00

Cierre de planta

04:00

Oración fuerte al Espíritu Santo

05:00

Series RPC

07:00

Animados

13:00

Como Dice el Dicho

15:00

Series RPC

17:00

Chepe Fortuna

18:00

El Man es Germán

20:00

Debate Abierto

21:00

Películas RPC

23:00

Series RPC