Vergonzosa caída evidencia la ‘Messidependencia’ del Barça

MADRID (AP) — Si Lionel Messi no acude al rescate del Barcelona, nadie más lo hace.

El astro argentino ha salvado a su equipo una y otra vez a lo lado de su ilustre trayectoria, con goles extraordinarios o asistencias increíbles que han redituado decenas de títulos para el Barça al paso de los años.

Fue su notable desempeño en la ida de la semifinal de la Liga de Campeones ante Liverpool lo que ayudó a que el conjunto catalán propinara una goleada en una noche en que el resto del plantel pareció desenchufado. Messi anotó dos goles la semana pasada para que el Barcelona se colocara en una posición que lucía privilegiada para llegar a lo que iba a ser su primera final del certamen en cuatro años.

Pero el Barça pasó penurias otra vez en lo colectivo durante el duelo de vuelta. Y ni Messi pudo revertir la situación.

Liverpool remontó la desventaja de 3-0 con que se había saldado la ida en el Camp Nou y triunfó con un espectacular 4-0 en Anfield. Ello extendió al menos por otro año la sequía del Barcelona en el máximo torneo de clubes en Europa.

Y la derrota evidenció el fenómeno conocido como “Messidependencia”. Aunque el rosarino ofreció una buena actuación, no consiguió más goles épicos que mantuvieran a su equipo con vida en la Liga de Campeones.

“Somos un equipo para lo bueno y para lo malo, y no hay que señalar a nadie, sino a todos los que hemos jugado y a todo el club en general”, comentó el técnico Ernesto Valverde. “Bastante duro es lo que hemos vivido, el técnico tiene que asumir su responsabilidad”.

El diario deportivo catalán Sport tachó la derrota del club blaugrana como “El mayor ridículo de la historia”. Consideró “imperdonable” la derrota estrepitosa en Inglaterra.

Un video que circuló en internet y fue reproducido por medios españoles pareció mostrar el momento en que los aficionados del Barcelona increparon a los jugadores del equipo en el aeropuerto de Liverpool tras el cotejo.

Valverde dio a Messi más descanso que nunca en la temporada, a sabiendas de lo crucial que era mantenerlo en las mejores condiciones para los momentos decisivos de la temporada. Ha sido clave para el equipo en varias ocasiones, definiendo encuentros como titular o ingresando desde el banquillo.

El “crack” sudamericano recibió duro castigo de los jugadores de Liverpool desde el comienzo del duelo del martes. En un momento, el zaguero Andrew Robertson tuvo la osadía de empujarle la cabeza mientras se disponía a levantarse del césped.

Pero Messi tuvo destellos, incluidos dos balones estupendamente filtrados que Jordi Alba y el uruguayo Luis Suárez dilapidaron frente al arco. El brasileño Philippe Coutinho tuvo también una oportunidad tras asistencia de Messi y no la capitalizó.

El propio Messi tuvo una buena oportunidad, de ésas que normalmente aprovecha. El balón le quedó en los pies dentro del área, pero no pudo disparar a puerta. Aun así, protagonizó los mejores intentos del Barcelona, incluidos dos conjurados por el arquero brasileño Alisson.

Liverpool ya había jugado mejor que Barcelona en la ida, pero el doblete de Messi marcó la diferencia. Ousmane Dembélé dispuso de una gran opción para estirar la delantera de los locales en aquel encuentro pero no pudo coronar un contragolpe gestado por Messi en las postrimerías.

La zaga barcelonista fue asediada en Anfield. Los errores de Alba incidieron directamente en dos tantos de los Reds.

Recién la campaña anterior, el Barcelona tampoco pudo sobrevivir a una actuación apenas ordinaria de Messi, y cayó ante la Roma, desperdiciando una ventaja de tres tantos en la ida de los cuartos de final.

“Va a doler bastante y no se va a olvidar en mucho tiempo, como tampoco se olvidó lo de Roma”, dijo Valverde.

La historia se repitió en una campaña que lucía encaminada a la perfección para Messi y el Barça. El atacante estelar acumuló algunas de las mejores estadísticas de su carrera y el club llegó a la recta final del año futbolístico con la oportunidad de conquistar el triplete de títulos.

Barcelona se coronó ya en La Liga española y puede conquistar la Copa del Rey, cuya final disputará ante Valencia el 25 de mayo.

Pero no habrá un quinto trofeo de la “Champions” este año para Messi, quien prometió al comienzo de la temporada que haría todo lo posible para obtenerlo.

Quizás el próximo año será.

___

Tales Azzoni en Twitter: http://twitter.com/tazzoni


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Hoy en PANTALLA

00:00

Debate Abierto

00:30

Cierre de planta

04:00

Oración fuerte al Espíritu Santo

05:00

A La Candela

06:00

Mujer Casos de la Vida Real

07:00

Entérese

08:00

Series RPC

10:00

Animados

12:00

A La Candela

13:00

Series RPC

15:00

Películas RPC

17:00

Los Reyes

19:00

Películas RPC

21:00

Béisbol Grandes Ligas